martes, 15 de julio de 2008

REVISTA MUNICIPIO - Julio 2008

Nuestro grupo político sigue trabajando, ahora desde la oposición para defender los intereses de nuestro municipio, de nuestros vecinos, ejerciendo la labor de control en el consistorio, de crítica, si procede, a las actuaciones y decisiones de la alcaldía, apoyando desde el pleno cuantos acuerdos nos parecen positivos para el pueblo y tomando la iniciativa de proponer mociones que contribuyan al progreso del municipio.
En el tiempo trascurrido desde la publicación del número anterior se han celebrado varios plenos y suponemos que en esta revista se dará información suficiente de los acuerdos adoptados. Por nuestra parte queremos resaltar cuatro mociones que nuestro grupo presentó para su acuerdo en los plenos celebrados, tres ellas fueron asumidas por el Partido Popular y en consecuencia se decidió una presentación conjunta, seguida de un apoyo unánime.
La primera de estas mociones tenía como objetivo solicitar a la Dirección Provincial de Educación que nuestra Aula de Adultos se transformara en Escuela de Adultos, accediendo el Ayuntamiento a los requisitos de ceder los espacios necesarios para la docencia en el C.C. Los Caños, habida cuenta de que ello supone mayor número de profesores y de materias impartidas dirigidas a la enseñanza de adultos.

La segunda moción que presentamos fue para manifestar la posición del pleno del Ayuntamiento contraria a la ubicación de un aeropuerto en Cantimpalos, moción que fue aprobada con los cinco votos de los concejales de nuestro grupo PSOE-Independientes y con la abstención del grupo Popular. Se planteó esta negativa al aeropuerto bajo la certeza de que todos los municipios que tiene instalaciones aeroportuarias de la envergadura que aquí se proyecta, y bajo un radio de influencia de unos 20 km, se manifiestan perjudicados por el tráfico de los aviones, con problemas de contaminación acústica, de contaminación por aerosoles atribuidos al vertido de combustible en el aire y al constatar también que estas instalaciones no aportan riqueza a la zona, perjudican el crecimiento urbanístico por la ubicación del aeropuerto y condiciona el establecimiento industrial por la propia normativa aeroportuaria. Casi todos los elementos de juicio encontrados son contrarios al mismo, así lo entendió nuestro grupo político. Esta postura resulta coincidente con la mayoría de los municipios de nuestra zona afectados por el proyecto, los cuales se han manifestado en la misma dirección.

La siguiente moción, presentada por nuestro grupo y asumida también como iniciativa conjunta, persigue como objetivo conseguir que se aumente la dotación del personal que atiende las urgencias en nuestro Centro de Salud. Se pretende evitar que, cuando el médico debe atender una visita de urgencia, fuera del Centro de Salud, éste quede temporalmente desatendido.

La última moción presentada fue para pedir, una vez más, que se lleve a cabo la conexión de la carretera de Bernardos con la autovía a través del camino de Fuentes, evitando que el tráfico tenga que entrar necesariamente por nuestro casco urbano; se insta en la moción a que la Diputación Provincial y la Consejería de Fomento adopten un compromiso conjunto para llevarlo a cabo, habida cuenta de que los votos de diputados provinciales del PP, incluyendo el nuestro alcalde, no permitieron que esta propuesta se incluyera dentro del plan de infraestructuras aprobado para este año en la Diputación Provincial.

CONSTRUCCIÓN DEL AZUD DEL ERESMA
Otro de los asuntos que ahora nos preocupa, y que cobra protagonismo en nuestros días es el proyecto de construcción del azud del Eresma en nuestro término municipal. Se trata de construir una pequeña presa de unos 13 hm3 ( el embalse proyectado hace unos años era de 200 hm3 ) para embalsar agua destinada al abastecimiento, con la necesaria instalación de una planta potabilizadora. El objetivo que anima este proyecto gozó de la aprobación por unanimidad de los concejales de la anterior legislatura en la sesión plenaria que celebró nuestro ayuntamiento hace algo más de un año. Ahora ha salido la concreción de los detalles de este proyecto, y se ha abierto un periodo de consultas para que entidades y particulares puedan manifestar sus opiniones acerca del mismo. Así, nuestro grupo municipal ha presentado sus alegaciones en el M.M.A., aunque mejor hubiera sido presentarlas conjuntamente toda la corporación municipal, pero el alcalde no quiso contar con nosotros para formular la alegaciones que él presentó. Nuestras alegaciones hacen una férrea defensa del Manantial de Caldillas y la estación de bombeo que se ven ambas afectadas por la inundación del agua embalsada, por ello hemos propuesto varias alternativas al proyecto que pasan por mover la pared del embalse aguas abajo o por redimensionar a la baja el nivel de inundación de las aguas, dado que el objetivo de proporcionar agua para el abastecimiento urbano estaría garantizado sobradamente. Nos parece que el alcalde, en su escrito de alegaciones, no defiende correctamente el manantial de Caldillas, que nos aporta agua de calidad desde hace 50 años, al proponer “soluciones temporales” para el mismo, que no acertamos a entender. ¿Acaso nos conformaremos con que después de construido el azud nos den para beber el agua potabilizada del Eresma? Si esto es así, nos vemos pronto abocados a comprar agua embotellada como una necesidad y no como una opción al día de hoy. También nuestras alegaciones van encaminadas conseguir que la pared del azud sirva de puente de comunicación con Armuña, a salvar el yacimiento arqueológico de los Casares y garantizar la continuidad de la vía verde.

Finalmente, y por no alargar el contenido de nuestro artículo queremos manifestar nuestra postura contraria a la gestión que ahora se hace de la escombrera municipal: cuando estábamos en el equipo de gobierno decidimos comprar la finca vallándola y adecentándola para evitar que se siguiera empleando como vertedero incontrolado de basuras y, además, para permitir que los derribos de las obras que se realizan en nuestro casco urbano pudieran realizarse en la escombrera, cubriendo el triple objetivo de ofrecer un servicio municipal, resolver el problema de los vertidos y restaurar y recuperar la zona. El ayuntamiento ha cambiado radicalmente la situación dado que sólo admite vertidos procedentes de obras menores: si usted derriba su casa, los escombros tendrán que ir parar a otra escombrera. Desaparece la idea de servicio municipal tal y como estaba concebida y, con los escombros de obras menores, tardaremos 50 años en restaurar la zona. La única razón que nos dio el alcalde a este cambio situación es que si permitimos que los derribos de obras mayores procedentes de nuestro pueblo se viertan en la escombrera, ésta se llenaría enseguida y nos quedaríamos sin escombrera. Sólo cabe decir que ojalá se colmase la escombrera de esta forma se rehabilitaría el lugar, por muy poco dinero, y se podría continuar con este tipo de rehabilitaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada