lunes, 24 de agosto de 2009

La Asociación Valle del Eresma rechaza el Pantano de Carbonero


La Asociación Valle del Eresma ha criticado el anteproyecto publicado por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sobre la salida a información pública del azud de Carbonero el Mayor, así como del estudio de impacto ambiental para la obtención de la declaración pertinente. La primera matización de la agrupación es que la iniciativa del organismo estatal presenta unas características que no se responden a un azud, sino a una «gran presa», teniendo en cuenta que el anteproyecto habla de un embalse con una pared de 30 metros y una capacidad de 18 hectómetros cúbicos.

Valle del Eresma recuerda que la misión primordial es resolver el abastecimiento de poblaciones con escasez o con problemáticas de contaminación. «Es curioso que en el estudio del 2007 para el mismo objetivo era suficiente con 3 hectómetros cúbicos». La iniciativa publicada calcula que el azud de Carbonero podría dar suministro a una población actual de 124.436 habitantes, que sería de 217.000 residentes en una extrapolación a veinte años. Pero el pantano finalmente proyectado -prosigue la asociación- puede abastecer a una población fija de 205.000 vecinos al 99,97%. Ante esta estimación, el colectivo se pregunta si la actuación significaría el abandono de las redes de abastecimiento existentes.

La agrupación radicada en Armuña señala que esta infraestructura planeada repite lo que antes se denominada como regulación del río. Sin embargo, «desde hace años hay un consenso internacional en que los ríos ya son un sistema autorregulado», precisan los representantes de la asociación. Por lo tanto, concluyen que sólo se regula un río cuando hay riesgo de inundaciones y de peligro para bienes o vidas humanas, «que no es el caso». Valle del Esgueva añade que esta regulación de ríos se lleva a cabo «intencionadamente, cuando se persigue un beneficio económico, inevitablemente a costa del patrimonio natural».

En la actualidad, este cauce está recargando la parte del acuífero de Los Arenales que afecta a su cuenca. «Consideramos que este es un pantano sobredimensionado que no ataja los verdaderos problemas de abastecimiento, que son la sobreexplotación de los acuíferos de forma descontrolada, responsabilidad de la CHD, ni la contaminación por prácticas agrícolas y ganaderas insostenibles», lamenta la asociación.

El colectivo lanza unas propuestas en las que invertir los 27 millones de euros del proyecto del pantano. Entre esas sugerencias, se encuentran la optimización de los riegos, sustituyendo los cultivos por otros que consumen menos agua, así como la mejora y renovación de las redes de abastecimiento obsoletas y la instalación de depuradoras que eviten la polución de los acuíferos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario