martes, 5 de enero de 2010

¿ SE PREOCUPA ALGUIEN DE NUESTROS ÁRBOLES?

Hoy día, son muchos los ámbitos de actuación que competen a un ayuntamiento, se requiere de una gran dedicación por parte del alcalde y de los concejales y, en consecuencia, se necesita un buen equipo de gobierno con personas dispuestas a trabajar, que entiendan mínimamente de las funciones que desempeñan en la concejalía y que hagan gala de sentido común en todas las actuaciones.

Ni que decir tiene que el actual equipo de gobierno ha mejorado algunos campos de actuación, pero también resulta muy evidente que, en estos años se han producido un montón de errores tanto en el ámbito de gestión como en el ámbito político. Dicho esto, nos resulta nuevamente triste comprobar cómo se descuidan muchas tareas municipales, echando por tierra la labor que anteriormente se venía desarrollando. Un buen equipo de gobierno debe continuar y mejorar la herencia que recibe y no abandonar, cuando no destruir, este legado.

Durante este verano, hemos asistido con indignación al espectáculo de ver cómo las obras que se realizan junto al silo, han mutilado sin compasión las raíces de los sauces que alegraban la entrada a Carbonero por la travesía. Y por si esta mutilación de la raíces no hubiera sido suficiente para acabar con los sauces, también estas mismas obras eliminaron el riego automático, sin que nadie haya asumido la responsabilidad de echarles ni una gota de agua en todo el verano. Tal vez se les ha olvidado a los empleados municipales, pero ¿no hay ni un solo concejal con ojos en la cara para ver como estos árboles se iban secando, perdiendo las hojas, muriendo de sed, poco a poco, en este largo y seco verano ?

Y, ¿qué ha pasado con los almendros y guindos del paseo de las piscinas? Nadie vio los nidos de orugas que invadían todas sus ramas denudas durante los meses de invierno?... pues no. Pasó el invierno, los árboles retoñaron, las orugas salieron de sus nidos y se comieron todos los guindos y después, cosa insólita en la naturaleza, estas mismas orugas comenzaron a comerse también los almendros, y todos ellos también aguantaron sin una gota de agua el mencionado verano.

Parece que el jardinero se ve desbordado por tanto trabajo, y mientras esto ocurre, contemplamos como se derrochan recursos económicos y humanos en otros ámbitos, en lo que parece ser el nuevo sello de identidad de la gestión municipal. Y siguiendo por los mismos derroteros, ¿era necesario cargarse todo el ajardinamiento que había en travesía de la carretera de Bernardos? ¿No hubiera sido mejor repoblar y mejorar, que ponerlo todo nuevo?... Da la impresión de que nos sobra dinero y nos falta cabeza.

Lo cierto es que se han arrancado especies autóctonas o especies más adaptadas al ajardinamiento de nuestra zona y se han sustituido por césped, dado que al parecer nos sobra agua para regarlo y mantenerlo verde durante los veranos. ¿De dónde habrán sacado los responsables municipales estos criterios de ajardinamiento?...

Si continuamos por este camino el equipo de gobierno se va a cargar la ya escasa vegetación que tenemos en nuestro pueblo, y que tantos años ha costado sacar adelante, y si alguien alberga alguna duda, recuérdese la cantidad de árboles que hemos talado en el Paseo Nuevo.

Se actúa con frivolidad y falta de sensibilidad medioambiental y todo ello aderezado con una buena dosis de desidia por parte de los concejales del Partido Popular en los temas medioambientales.

Es importante decir que estos concejales están en el ayuntamiento no sólo para gestionar los eventos taurinos, y nos gustaría que la imagen que se prodigase desde el ayuntamiento fuera más allá de los toros y verbenas. Nos gustaría que se recuperase el sentido común y que alguien asumiera responsabilidades por todos estos desmanes.

Y continuando con desidias, queremos volver a recordar cómo nos hemos pasado casi tres años intentando que el equipo de gobierno pusiera un poco de orden y limpieza en el punto limpio, ¡paradójico nombre para una realidad tan diferente!.
Después de tanto tiempo parece que finalmente lo hemos conseguido, ahora queda esperar que la nueva situación se mantenga. También queremos recordar como nuestro pueblo se dotó de la infraestructura necesaria para la recogida selectiva de basuras y, paralelamente, se fueron realizando campañas de forma anual y sistemática entre los vecinos para conseguir que los usuarios, que son quienes hacen la selección de los residuos, participaran adecuadamente en el proceso.

Nos resulta triste comprobar cómo en todo en este tiempo no se ha hecho ninguna campaña en este sentido y ver como los hábitos adquiridos se relajan, como son muchas las personas que siguen tirando toda la basura mezclada y así, en lugar de avanzar, retrocedemos en este campo tan importante desde el punto de vista educativo y de sostenibilidad medioambiental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario