viernes, 31 de diciembre de 2010

ARTÍCULO DE OPINION

La concejala Dña. Miriam Sancho Hernández quisiera aprovechar este espacio que le brindan sus compañeros para aclarar algunas cuestiones al hilo de los comentarios públicos vertidos sobre su persona por el Equipo de Gobierno de este Ayuntamiento en la revista “Municipio”:
En primer lugar, darles la razón respecto a su evidente indisposición en los últimos tiempos para con las obligaciones como concejala en Carbonero el Mayor, y por ende en la dejación de responsabilidades de representación pública que se le atribuye, por razones familiares. Quitársela en relación al hecho de llevar cerca de dos años sin acudir a ninguno de los plenos, por no hablar de los tres años de sesiones de la Mancomunidad de los que hablan en la citada revista, en los cuales no estaba designada como representante de su grupo.

Dejan claro que la mentira y la calumnia ha sido y será siempre su tarjeta de presentación. Hacerles saber que nunca ha sido su intención mantener por mantener un cargo público, la ostentación de cualquier tipo de poder o notoriedad pudiera ser objetivo para algunos de los miembros del Equipo de Gobierno de este Ayuntamiento, pero no para su persona.

Asimismo, manifestar que entiende no les corresponde a ustedes juzgar si es o no deshonesto su comportamiento para con las personas que le otorgaron su confianza en las urnas, dado que es seguro no fueron los miembros de su equipo quienes depositaron en el Grupo PSOE-Independientes esa confianza.
Además, en todo caso, su experiencia le dice que no son de ningún modo un dechado de virtudes ni, mucho menos, un ejemplo a seguir de honestidad para nadie, por lo que deberían de abstenerse de querer dar lecciones de ética a nadie.

Por último, manifestarles que, gracias a Dios, tengo la conciencia muy tranquila y darles las gracias por ayudarme a constatar que aquello de que 'el hombre es un animal político', que estudiaba hace años en la carrera, no es sólo una idea sobre el papel de Aristóteles, sino que es un hecho real, en el más amplio sentido de la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada